Transfers

Esta técnica ha sido muy utilizada en la decoración de muebles o para dar un aspecto vintage a fotografías antiguas; pero también nos permite una aproximación diferente al collage. El collage tradicional presenta unos cortes que pueden ser más o menos bruscos, mientras que los transfers integran más en nuestras obras. Prueba a utilizarlos para potenciar el realismo en algún punto de tu imagen, para ganar naturalidad en la posición corporal de las figuras o carga expresiva, o para contraponer elementos para crear imágenes nuevas e interesantes. No temas a experimentar todo lo que quieras con técnicas diferentes!
En líneas generales, el líquido se aplica sobre la imagen que se quiere transferir y éste se presiona sobre la superficie donde se desea transferir. En algunos casos hay que esperar 24 horas para el secado; en otros, se puede aplicar calor con un secador para acelerar el proceso. La retirada del papel se suele hacer con un paño húmedo. Pero ojo, ten cuidado y no aprieta muy fuerte, es mejor ir retirando las capas del papel poco a poco. Una vez ya tienes las imágenes transferidas, ya puedes empezar a jugar con ellas!

Valoramos tu opinión!

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse

TE PUEDE INTERESAR

Médiums, imprescindibles para preparar los soportes, diluir y dar efectos de brillo, color o textura a las pinturas. Igualmente importante para conservar y proteger las obras así como limpiar y mantener los pinceles en óptimas condiciones.