Pinceles de acuarela

 Cómo escoger tu pincel de acuarela?

 

 

La acuarela es una técnica preciosa pero es muy señora, para sacarle el máximo partido es necesario escoger muy bien los materiales que vas a usar. Todo cuenta: las acuarelas en sí mismas, el papel que escojas de soporte y, cómo no, los pinceles. Las buenas noticias son que al usar el agua como diluyente, los pinceles (si los tratas con cariño) te van a durar muchísimo, puesto que no se estropean tan fácilmente como los usados en aquellas técnicas que involucran diluyentes como el óleo. Pero cuidado, es muy importante que reserves tus pinceles de acuarela exclusivamente para ésta técnica, no los uses para acrílico o óleo si no quieres estropearlos.

Vamos a ver que tipos de pincel te vas a encontrar para que puedas escoger el que mejor se adapte a tu forma de pintar con acuarela. 

Hay dos puntos importantes en lo que a pinceles de acuarela se refiere. El primero es la capacidad de absorción de agua; cuánto mayor sea, más fluida será tu acuarela. El segundo es su elasticidad, que es la capacidad que tiene de volver a su forma original y evita que el pincel se acabe despuntando y por consiguiente, pierda precisión. 

La dicotomía entre pincel de pelo natural o sintético es otra cuestión a tener en cuenta. Los de pelo natural siempre han sido los favoritos para la mayor parte de pintores, pero en los últimos tiempos se han ido elaborando pinceles sintéticos que compiten mano a mano con los naturales. Así que vamos a presentarte alguno de ellos para que puedas escoger los que te transmitan más comodidad sin temor a perder calidad

Estos son los pinceles de acuarela que te puedes encontrar:

  • El pincel de poni es una opción muy económica, pero los resultados que vas a obtener con él no se pueden comparar con los que tendrías con otro pincel. Así que te aconsejamos que te lances a otros más profesionales. 
  • El todoterreno de los pinceles de acuarela es el de oreja de buey. Es resistente y tiene buena absorción, pero lo cierto es que es fácil que se acaben despuntando con el tiempo. Es una buena opción para empezar a familiarizarte con la técnica. 
  • Los pinceles orientales suelen ser de pelo de cabra. Son pinceles muy dignos, con buena capacidad de absorción y bastante resistentes. Aunque se usan mucho para caligrafía, te van a dar buenos resultados para hacer aguadas o sumi-e. 
  • El llamado Petit Gris, es un pincel de pelo de ardilla muy recomendable. Son capaces de absorber muchísima agua y tienen una gran elasticidad. El nervio del pelo no es muy fuerte, así que son pinceles muy suaves. Te lo aconsejamos sobretodo si te encanta perder el control y jugar con las aguadas. Conseguirás resultados sin igual! Si ésta es tu forma de pintar pero rehuyes el pelo natural, tienes opciones sintéticas como los pinceles Casaneo de DaVinci y Escoda Ultimo.
  • El de Marta Kolinsky es un pincel con pelo de la cola de la marta. Para muchos expertos, es considerado el mejor pincel para acuarela. Como el Petit Gris, es muy absorbente y con mucha elasticidad pero se diferencia por su nervio. Es mucho más duro, lo que te permite un mayor control de la técnica. Con él, podrás hacer los trazos más detallados con precisión sin miedo a perder el control. Nuestra recomendación sintética es el Escoda Versatil.  
  • Distintas a los demás están las paletinas o brochas anchas. Éstas se usan para humedecer el papel y facilitar que la acuarela circule mejor. 

Después de estas pequeñas explicaciones, esperamos que te sea más fácil escoger tu pincel. Recuerda también que puedes usar distintos tipos a la vez para las distintas fases de tu acuarela. Por ejemplo, un Petit Gris o uno de oreja de buey para hacer correr el agua en los fondos y uno de Marta Kolinsky más finito para detallar encima de la aguada. 

 

 

Valoramos tu opinión!

Todos los comentarios son moderados antes de publicarse

TE PUEDE INTERESAR

Médiums, imprescindibles para preparar los soportes, diluir y dar efectos de brillo, color o textura a las pinturas. Igualmente importante para conservar y proteger las obras así como limpiar y mantener los pinceles en óptimas condiciones.